Argentina, Viajes

Viaje en Argentina – Buenos Aires

Salidos del aeropuerto hemos recuperado el auto alquilado y fuimos al hotel, justo para dejar la maleta y darme una refrescada después del viaje y salir a descubrir la ciudad. Lamentablemente teníamos solamente un día así que nos tuvimos que contentarnos con ver muy poquito (y esa podría ser una buena excusa para volver).

L’óptima posición del hotel, en Avenida 9 de Julio, nos permitió de pasear sin tener que tomar otros medios de transporte.

DSC_0378.JPG

Pasando por una diagonal del obelisco nos hemos encontrado en la famosa Plaza de mazo, adonde está la Casa Rosada, sede del despacho del Presidente de la Nación Argentina. Quedé fascinada por su imponencia y con curiosidad por los piqueteros, que tal vez, estaban allá porque en aquel tiempo recién fue elegido el actual presidente Mauricio Macri.

Prosiguiendo nuestro paseo detrás de la Casa Rosada, tuvimos la necesidad de pararnos a comprar algo de refrescante, así entramos en un Carrefour Express. Y aquí, el descubrimiento: agua saborizada; que simplemente es agua aromatizada con diferentes tipos de frutas (lo sé, no existe solo en Argentina, pero para mi fue una revelación).

Después, nos dirigimos hacia la lujosa Puerto Madero, hecha de cada tipo de restaurante y de bloques de departamentos residencial modernos, y al final regresamos al hotel. Digamos que yo estaba empezando a sufrir del viaje y necesitaba una siesta.

A la noche bajamos “de punta en blanco” en la hall del hotel esperando que nos llamaran por el turno de la cena (o por lo menos, así me dijo Mariano), y de repente se para un microbús y nos llaman con nuestros nombres. Terror: me hizo poner tacones con la excusa de la cena elegante y de repente tenía que caminar por la vereda en mal estado.

Apenas llegados no entendía adonde estuviéramos, hasta que vi un acordeón: estábamos en el teatro Piazzolla y Mariano me hizo una maravillosa sorpresa: cena con show de tango, recorriendo todos sus aspectos. Fue una emoción indescriptible, lastima que empezó a subir el jet lag y que tenía que sostenerme la cabeza con las manos del sueño. La mañana siguiente, a pesar de las pocas horas de sueño, me desperté a las 5.30 y para mi ya era pleno día así que me asomé a la ventana para disfrutar una ultima vez de ese panorama impresionante.

20160112_053543.jpg

Nos esperaba un día duro porque teníamos que ir a su casa, Mar del Plata, a 400 km de distancia.

Así, tempranito, ya estábamos a La Boca pero bajamos el auto solo para ver rápidamente el Caminito. Con los negocios todavía cerrados las pocas caras que caminaban no eran tan reconfortantes, sobretodo cerca de la bombonera.

20160112_105955.jpg
Planetario Galileo Galilei – Buenos Aires

Próximo destino: Palermo. En unos kilómetros el entorno cambió completamente. Barrio tranquilo, limpio y elegante. En la espera de encontrarnos con su prima, fuimos en un parque, de esos que no te esperas en una ciudad de bloques de departamentos.

Pero, se sabe, el tiempo es tirano, y nos estaban esperando en Mar del Plata por la cena y todavía teníamos que pasar por La Plata a saludar a su tío (y pasar por saludar significa tomar mate, por lo tanto se habla de al menos una hora).

[…]

Mi viaje en Argentina – la ida

2 comentarios en “Viaje en Argentina – Buenos Aires”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s