Blog

Miedos en tiempos de pandemia

Día 40. Etimológicamente debería ser el último día de cuarentena, pero así no será así que creo le palabra más correcta sea aislamiento.

Siendo mamá de una bebé no tengo mucho tiempo pero a veces me encuentro cara a cara con mis miedos: el virus, la ignorancia de la gente, mi vuelta al trabajo y la incertidumbre del futuro.

Lo que me asusta del virus son la facilidad de transmisión y su agresividad, sobretodo por el hecho de que todavía no hay manera de acabarlo. Espero que pronto hagan estos test suerológicos de los que tanto están hablando, saber que quizás ya lo tuvimos y ya no somos más positivos me haría hacer un suspiro de alivio, aunque no bajando la guardia.

La ignorancia de la gente me asusta desde siempre, prescindiendo de la situación, pero ahora más aún porque podría ser peligrosa por mi salud o la de mis queridos.
Cuando estoy en el jardín veo pasar demasiada gente despreocupada que se van paseando en grupos o que charlan amablemente al telefono y no parecen para nada en una situación de necesidad. Cuando voy al supermercado veo la indiferencia por las reglas o la subestimación del peligro, yo estoy siempre atenta a intentar de tener la distancia de los demás.
Es evidente que tampoco esta situación tan extrema fue capaz de generar conciencia y empatía, todavía está lleno de arrogancia y mala educación, enfatizadas.

En 10 días tengo que volver al trabajo después de mi baja por maternidad. Me estoy todavía preguntando porque no la prorrogué más todavía. Si mi marido también va a volver a trabajar afuera de casa, voy a tener que llevar mi nena a lo de los abuelos y entonces me pregunto a que sirvió este sufrido alejamiento. En tiempos no sospechosos ya me imaginaba la vuelta como algo de dramático: la primera verdadera separación de mi nena. De todas maneras ya se que el trauma va ser solamente mio, también porque trabajando part time va a ser por pocas horas al día y probablemente ni se va a dar cuenta de mi ausencia.

El incertidumbre de lo que será me desorienta. No mucho porqué dicen que nos tenemos que acostumbrar a poner el barbijo, hay Países adonde lo hacen desde hace años. Es el hecho de no saber como van a cambiar nuestras vidas, por cuanto tiempo, cuales nuevas costumbres entraran a hacer parte de nuestra cotidianidad, como vamos a enfrentar todo esto, que futuro va a tener mi hija.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s