Blog

Amiga de infancia

A veces la mente nos toma el pelo y, de manera solapada, abre cajones empolvados por el tiempo. Comenzó todo hace un año, en mis primeros meses de embarazo, cuando una persona empezó a aparecer frecuentemente en mis sueños de las maneras más diferentes: mi amiga de infancia.

Eramos en la misma clase de la primaria y para volver a casa recorríamos juntas un poco de camino. Nos unimos siempre más, hasta que nos volvimos inseparables y a pasar juntas buena parte de los días. En mi inocencia de nena creía de verdad que habríamos sido amigas para toda la vida pero al final nos alejamos por mi culpa: tenía acerca de 15 años cuando empecé a descuidarla para pasar el tiempo con el que en ese entonces era mi novio; solo mucho tiempo después me dí cuenta que la perdí por mi orgullo y mi incapacidad de cuidar nuestra amistad.
Hoy ella vive en el extranjero y nos seguimos en las redes sociales sin contactos particulares pero tengo que admitir que, aunque yo tenga amigos queridos, extraño su amistad y lo que era nuestra complicidad.

Deseo a mi nena de encontrar una amiga de verdad, como éramos nosotras, y de cultivar y defender esa relación para que se haga indisoluble y pueda durar por siempre, a pesar de los momentos difíciles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s